Un verano de fotos.

Ya van pasando las vacaciones, y parece que lo único que he hecho han sido fotos nocturnas, pero no. También hubo escapadas diurnas y visitas ‘gastro-culturales’.

Barcelona, una ciudad que ya visité hace muchos años, tantos que ni tenía memoria. Pero toda visita cambia con la compañía, el estado de animo, la perspectiva con la que ves las cosas, y como no, con la edad, es irremediable, nos hacemos mayores.

Barcelona

En esta ocasión no solo me quedé con la visita a la ciudad, también tuve la ocasión de ver el recientemente abierto brewpub de NapparBCN. Es bueno tener amigos y conocidos hasta en el infierno. Y que un familiar sea el maestro cervecero de un local que ya es mundialmente conocido en el mundillo, invita a aprovechar la oportunidad de conocer más a fondo el lugar y su pequeña historia, y como no, probar cerveza artesana de la buena. (mil gracias nano!)

Cata

La estética del local, se sale de lo convencional, botellines, etiquetas, letreros y demás artículos relacionados con la cerveza por las paredes, estética steampunk por todas partes, todo muy vintage y muy retro acorde a la moda, pero a la vez atemporal.

Detalles cuidados hasta en los azulejos del suelo, una moto colgada de la pared, cuervos y calaveras, e ingredientes como cebada, malta, trigo y lúpulo enfrascados por cada esquina.

_MG_4945

Una vez terminada la visita al inagotable ritmo de una ciudad como Barcelona, cogemos rumbo a Zaragoza, en concreto Belchite y Belchite viejo. La historia de Belchite viene de largo ya en la Guerra Civil Española, habría pasado desapercibida como otros tantos pueblos de la zona, si no fuese por la brutal batalla que vivió en el ’37 (datos de la wiki).

La visita cultural a Belchite Viejo se puede hacer tanto de día, como de noche, o conjunta. De manera que pudiendo sacar una entrada doble, por un precio más ajustado, uno tiene acceso a una visita por la tarde, y seguido, otra por la noche. Siendo la misma visita, pero vista de dos formas diferentes. Personalmente, considero muy recomendable la opción de visita conjunta, siempre que se disponga del tiempo necesario, claro.

Iglesia de San Agustín

Por mi parte, ya había visitado Belchite en un taller de fotografía nocturna, por lo que la visita diurna era más que nada para conocer y ver el pueblo viejo con otra perspectiva. Además, la guía sería la misma, por lo que pudimos hablar con ella para poder hacer algunas fotos nocturnas durante la visita.

Curiosamente, la anécdota de la visita nocturna quedó en el resto de visitantes, que al ir con dos cámaras y trípodes, probando luz y enfoque para fotografiar de noche y a oscuras, pensaron que llevábamos sensores de movimiento, detectores de hectoplasma o cazafantasmas aficionados… Pero vamos, que solo queríamos fotografiar la noche de Belchite Viejo.

Visita a Belchite Viejo Belchite Viejo

Iglesia de San Martín

Como punto y seguido de un viaje así, una visita fugaz a un lugar que ya tenía ganas de conocer. Bardenas Reales de Navarra y su Castil de Tierra.

Es muy recomendable la visita al parque natural, más si eres apasionado por la fotografía y la naturaleza. Disponer de tiempo suficiente para dar una vuelta al recorrido ayuda mucho, pero simplemente llegando al Castil de Tierra, uno tiene la oportunidad de fotografiar lo suficiente para quedarse con buen sabor de la visita.

Panoramica Castill de Tierra

Nada más llegar, nos tomamos nuestro tiempo para buscar el mejor encuadre. Ver por donde venía la luz del sol, qué perspectiva nos interesaba más, hasta nos dio tiempo para hacer varias panorámicas, con salto incluido. A medida que avanzaba la tarde, y las sombras se movían, vimos que la punta de la sombra del Castil alcanzaba un montículo donde poder colocar el trípode y tirar la foto haciendo coincidir el sol con la punta del Castil de Tierra.

Castil de Tierra, Bardenas Reales.

Habrá que volver a conocer el resto del parque, mejor preparados y con tiempo. Ya que el clima es tan seco en esa zona, que en apenas 1 hora que estuvimos allí, se nos secaba todo.

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Escapadas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un verano de fotos.

  1. Raúl Serna dijo:

    Menuda escapada te pegaste compañero! Tengo ganas de ir a Belchite, a ver si el verano que viene tengo ocasión. Por las Bardenas estuve el año pasado con Gigio Canales y la verdad es que puedes pasar días y días sin soltar la cámara, una mina. Muy buenas fotos, zorionak y a seguir afotando. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *





Los datos proporcionados aquí son gestionados por el titular de este blog y estarán ubicados en servidores de DigitalOcean LLC situados fuera de la UE, pero que cuentan con certificado en el Escudo de Privacidad UE-EE.UU que garantiza unos niveles de seguridad adecuados. Política de privacidad de DigitalOcean.