Preboda de Tania y Aritz

Dicen que de una boda, sale otra. Ya sea como invitado, o como fotógrafo, no sé si esta afirmación es totalmente cierta. Lo que si es verdad, es que de la boda del año pasado del Nekane & Igor, ha surgido esta otra, la boda de Tania & Aritz. Como se suele decir, al final todo queda en familia. ¿verdad?.

Fotos de PreBoda.

En muchos sitios hay infinidad de consejos sobre si hacer o no fotos de preboda, si es importante, que sirven para hacerse a la cámara, que es obligatorio hacerlo… Ya escribí este año sobre esto también en otra entrada en mi blog. Como decía entonces, lo cierto es que no es necesario casarse para hacerse unas fotos en pareja. A fin de cuentas es un bonito (auto)regalo, unas fotos para decorar en casa o para tener de recuerdo, el tiempo pasa y en 5 o 10 años, nuestro aspecto cambia, siempre sienta bien sacar viejos recuerdos.

¿Es obligatorio hacerse una sesión de preboda? NO. No es obligatorio, pero si recomendable. Sobre todo para esas personas que piensan que hacerse fotos es un tostón y no les gusta “posar” delante de un tipo con cámara. Cuando la gente piensa en hacerse fotos, salen nervios, salen sonrisas casi forzadas, sale la idea de tener que mirar a cámara constantemente, incluso de pararse posando en mitad de un movimiento o una acción. Es como si quisiera haceros una foto saltando, y os paraseis en el aire para la foto, teniendo así un resultado excepcional. No por favor, la cámara ya congela el momento, no te pares a la mitad para para posar.

No es ningún tostón. Hacerse unas fotos no tiene por que convertirse en un castigo o un suplicio. Bueno vale, no es lo mismo con peques, las fotos son hasta que los/las peques quieren. Hacerse unas fotos en pareja tiene que ser un momento divertido, un rato al atardecer o en un café, sin necesidad de posar de manera artificial y mostrando naturalidad y complicidad entre ambos. Sin mirar a cámara necesariamente, sonreír entre vosotros y sobre todo ser vosotros/as mismos/as. Si ya hay chispa en la pareja, el fotógrafo sabrá captarla.

Como el de otras muchas personas, ha sido el caso en la preboda de Tania & Aritz. Al verme con la cámara, tenían un pequeño impulso, casi por instinto, de querer mirarme a la cámara sonriendo, pero eso es lo que no buscamos para mostrar como son ellos tal cual. Unas bromas, unas risas, un par de gestos entre ellos haciendo que se olviden que llevo la cámara encima, y todo queda genial. Bueno, esa cervecita que también nos tomamos antes también ayuda a socializar más.

 

 

 

Podéis ver más fotos de esta preboda aquí:
http://jmgfoto.com/social/preb-tania-aritz

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Bodas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *